Combinar el neuromarketing y tu software veterinario de gestión.

Tras escribir varios posts acerca del marketing convencional y digital que puedes implementar en tu clínica veterinaria a través de tu software veterinario de gestión, ha llegado el momento de hablar del neuromarketing.

Pero…

¿Qué es el neuromarketing?

Es, ni más ni menos, el estudio del proceso de compra de los consumidores, y, en tu caso, de los propietarios de mascotas 3.0.

Es decir, saber qué motiva a los propietarios de mascotas a tomar la decisión de comprar un producto o servicio, saber cómo funciona el proceso de la compra, y por supuesto, estudiar el momento post-compra.

¿En qué beneficia a mi clínica veterinaria el neuromarketing?

Sencillo, mejora las ventas de cierto producto o servicio.

¿Cómo lo hacemos?

Esto ya no están sencillo. Debemos meternos en la mente de los propietarios de mascotas, es decir, en el subconsciente de nuestros clientes y futuros clientes.

¿Por qué?

Ésta pregunta también es sencilla habiendo contestado a las anteriores. Porque conociendo cómo actúa el subconsciente, podemos pronosticar las necesidades de los propietarios.

Dicho esto, pasemos a desglosar el neuromarketing. Hay 3 tipos claros:

  1. Auditivo. Basado en todo aquello que escuchamos a nuestro alrededor, como son los sonidos, la música y muy importante, los silencios.
  2. Visual. Basado en lo que percibimos con los ojos.
  3. Kinestético. Que combina los sentidos del tacto, el gusto y el olfato.

Todas estas sensaciones que percibe nuestro público objetivo, osea, los propietarios de las mascotas que interactúan de alguna forma con nuestra clínica veterinaria, consiguen motivar al consumidor a la compra.

Según la universidad de Hardvard, el 95% de toma de decisiones, no responden a la razón, sino a las emociones que se capta el cerebro.

Entonces llegamos a la conclusión, no hay que escuchar al cliente. Sin embargo, hay que observarlo e interpretarlo.

Seguramente te estarás preguntando…

¿Qué tiene todo esto que ver con mi software veterinario de gestión?

Más de lo que te imaginas.

Gracias a tu software veterinario de gestión WinVet, no sólo tienes la posibilidad de facturar y gestionar tu centro veterinario, sino que con el historial de tus clientes y sus mascotas, puedes, como ya hemos dicho, observar e interpretar las necesidades de los propietarios.

Un ejemplo muy sencillo:

Gracias a la ficha de cliente o de la mascota y su historial, no sólo sabes qué servicios o productos demanda, sino también cada cuánto tiempo y a qué hora.

Si, por ejemplo, cierto propietario cada 3 visitas compra un pienso especial para su mascota, podemos colocar éste producto en el frente de nuestra estantería, para que subconscientemente el propietario lo vea y recuerde que debe comprarlo.

¡VENTA ASEGURADA!

Puedes usar también la herramienta de gestión de la sala de espera para anticiparte al propietario de mascotas y preparar la venta.

Con tan sólo estos datos registrados en tu software veterinario de gestión de tu clínica, puedes saber cuándo debes impactar a través de la app mi veterinario integrada en el software, o a través de las redes sociales.

No se trata de manipular la mente del propietario, sino conocer su comportamiento y estimularlo para la compra.