gestión clínica veterinaria

Una semana más, te ayudamos con la gestión clínica veterinaria.

Muchos son los aspectos a considerar para poder tener una buena gestión veterinaria, pero muchos de ellos son de reciente incorporación dados por las nuevas tecnologías y redes sociales.

En este post queremos tratar un tema a veces complicado y que aunque pasen los años y la digitalización este cada vez más presente, siempre estará ahí.

Ayudaros en aspectos que, aunque parezca que no están intrínsecamente ligados a la gestión clínica veterinaria, si que lo están y también forman parte de nuestro compromiso con nuestros clientes.

Siendo veterinario te habrás tenido que enfrentar a situaciones extremas y a veces dolorosas para tu cliente.

 

HERRAMIENTAS Y SOLUCIONES EN LA GESTIÓN CLÍNICA VETERINARIA PARA COMUNICARTE CON TU CLIENTE EN MOMENTOS SENSIBLES.

Las mascotas son un miembro más de las familias, sin embargo, puede que el animal se ponga enfermo de manera terminal o sufra dolores muy fuertes.

A veces, el sacrificio puede ser lo mejor para la mascota, pero es una decisión muy dura para el propietario y para ti.

Por eso, desde WinVet, tu programa de gestión clínica veterinaria, te queremos ayudar a prepararte para comunicar esta dura noticia.

Las malas noticias casi siempre causan malestar, tanto en la persona que la recibe como en la que la da.

Hacer que una persona conozca por nosotros unos hechos que le van a sentar mal puede generar un sentimiento de incomodidad tan fuerte que dé lugar a malentendidos o generar problemas añadidos.

1. ANTICIPATE A LA REACCION DE TU CLIENTE

Técnicamente, este consejo no es para dar correctamente una mala noticia, pero debe formar parte de tu planificación previa para esperarte ciertos comportamientos y tener posibles soluciones.

2. ELIGE BIEN EL MOMENTO A LA HORA DE DAR LA NOTICIA

Cuando des la mala noticia, es importante que la otra persona pueda concedernos toda su atención y que no tenga una carga emocional intensa.

Por eso, si es posible, elige bien el momento la noticia.

La otra persona no debe estar ni muy estresada ni especialmente excitada, ya que esto podría hacer que la noticia tenga un mayor impacto emocional y que ese momento vaya a recordarse como una experiencia aún más desagradable.

Este punto es muy importante, ya que tu cliente asociará a tu clínica veterinaria con una mala experiencia y es difícil que si vuelve a tener una mascota vuelva como cliente.

Si no es posible elegir un momento a corto plazo para informar a la otra persona, deja claro desde el principio que tienes algo importante que decir.

3. ¿TOCAR O NO TOCAR?

A no ser que seamos alguien muy cercano a la otra persona, es preferible no tocarla con la mano o el brazo justo antes de darle la noticia.

Esto podría hacer que se estrese muy rápido y que no pueda concentrarse bien en lo que estamos diciendo.

Sin embargo podemos hacerlo, si lo creemos conveniente, después de haberlo comunicado para confortarla.

4. SE DIRECTO Y CONCISO

Lo que está claro es que tu lenguaje debe de ser directo y que de nada te va a servir andarte con rodeos.

Con esto no queremos decir que en cuanto le tengas enfrente, comiences a hablar sin parar, pero tampoco es recomendable irte por las ramas.

Después de unos minutos de breve conversación, empieza a tratar el tema de manera neutral y objetiva.

5. ¿CÓMO COMUNICARLO SI HAY NIÑOS EN LA CLÍNICA?

Lo primero que hay que tener en cuenta es la edad del niño para hablarle de manera adecuada a su proceso de comprensión.

Bien es cierto que los padres son los que generalmente deben comunicar a los más pequeños de la casa la situación de su mascota, pero puede pasar que vayan todos a la clínica veterinaria en el momento de comunicar la drástica situación.

Para eso lo mejor es llamar a los adultos y comunicarles la noticia a ellos y así frenar el impacto en los niños.

Si de todo modos te tienes que enfrentar a comunicar la noticia con niños delante, no seas brusco, ten un lenguaje más comprensible y deja a los padres que consuelen a sus hijos y le den las explicaciones necesarias.

gestión clínica veterinaria

Aunque a veces sea complicado el sacar algo positivo de una mala noticia, el tener un plan de situaciones extremas en tu clínica veterinaria hará que tu cliente se sienta respaldado y seguro en y valore aún mas tus servicios.

Por eso no dejes las situaciones extremas en el olvido, gestiona tu clínica veterinaria de principio a fin gracias a Winvet y nuestro blog.